Federer a un paso del numero 1

06/07/2012

El público se ponía en pie para aplaudir a un Roger Federer que hizo una exhibición de tenis brillante contra el número 1 del mundo. El suizo demostraba así con su victoria ante Novak Djokovic (3-6, 6-3, 4-6 y 3-6) que es firme candidato para el traspaso de la corona mundial, lo que ocurriría si el próximo domingo suma su séptimo título en Wimbledon. [Así lo hemos contado]

Era la primera vez que Novak Djokovic y Federer se enfrentaban en hierba. El partido 27 de su trayectoria como contricantes. El serbio se habría convertido en el tercer hombre de la historia en alcanzar cinco finales de Grand Slam seguidas. Federer está a un paso de alcanzar el récord de semanas en el número 1, hasta hoy en manos de Pete Sampras (286 semanas).

Los dos primeros sets funcionaron como un balancín infantil (3-6, 6-3). El sólido servicio del suizo y la presión con la que salió el número 3 a pista impidió que la cabeza de Djokovic se centrara en el All England Club. Cuando Federer aflojaba el saque y aumentaban sus errores no forzados, el serbio se anteponía en el marcador. Djokovic se adelantó 3-0 en el segundo parcial. Voleas imposibles y restos que hacían moverse a Federer por toda la pista decoraban un juego que en el primer set ni se había atisbado. El serbio lograba alargar los puntos, pelotear con el suizo, al que favorecía que el juego continuara como en el set anterior —resuelto en 25 minutos—.

El equilibrió llegó, la mente salió a escena y el marcador de la tercera manga no se disparó hasta el noveno juego. El set fue igualado en cada tramo, las bolas de rotura eran salvadas por los sacadores, cada uno sabía lo que tenía que hacer. En el sexto juego, cuando el parcial iba 2-3 llegó el puntazo del partido: un intercambio de golpes con ángulos sorprendentes, cruce de ataques y contrataques constantes que desprendían un tenis de gran nivel en la central de Wimbledon.

Federer salvó una bola de rotura con tres saques seguidos con los que sellaba su condición de gran sacador. Fue el suizo el que en el noveno juego aprovechó una serie de errores del serbio para cerrar el juego y el set con un remate que impulsó su puño hacia el cielo londinense y los aplausos del público, que vitorearon el buen hacer de los números 1 y 3 del mundo.

El cuarto set tuvo dueño desde el primer momento: Roger Federer. La rotura en el segundo juego y los 17 errores no forzados que acumulaba el serbio fueron suficientes para que la cuarta manga se convirtiera en un escenario de lo más cómodo para que el hexacampeón alcanzase una nueva final. El serbio no se rendía en ningún punto, devolvía cada ataque del suizo, pero el juego del aspirante brillaba cada vez que desplegaba su raqueta. Digna resistencia de un número uno. Más que digna oposición de un exnúmero 1 que busca recuperar la corona el próximo domingo.

Source : abc.es

Artículo anterior

Artículo siguiente

¡Registrate!

Recibe las mejores noticias y buenos planes de tu ciudad en tu email.

shad

¡Comparte!

Sigue las noticias mas importantes en las redes sociales.

shad